Camino de entrada al otoño, época de sembrar para poder luego recoger sus frutos, el Arcano número XI

La fuerza te dice….Si no te dejas dominar por tus pasiones y luchas con inteligencia, tendrás mi fuerza y podrás ganar cualquier batalla…Te recuerdo eso si que jamás fuerza equivale a violencia  o fuerza bruta….ten presente que el poder de la mente…es Infinito

Órgano : vitalidad y dinamismo, tiene que ver con la sexualidad y las enfermedades que la afectan, tanto físicas como psicológicas.

Elemento: Fuego ( Leo )

….Empleo lo que tengo o…

El Mago estaba en la luz, La Fuerza es oscura libidinal….

Retengo lo que tengo, inhibo la pulsión sexual al final de la tirada

La Fuerza representa el inicio de algo nuevo…un periodo de la vida influido por el instinto, por lo animal…emergencia de un lado del ser hasta ahora oculta que pide expresarse por primera vez….la relación con la animalidad, problemática del orden sexual….la potencia misma de la Conciencia, unión energía espiritual y energía instintiva…renacimiento, la vuelta a la energía vital, ( después de una enfermedad )…

Comienzo sobre otro plano…inicio de un nuevo ciclo…espíritu que controla el deseo…armonía entre intelecto y sexualidad…conquista por la seducción…autodisciplina…magnetismo…contolar con delicadeza las situaciones agresivas…inhibiciones acción..conocimiento de sí

La Fuerza aparece en la posición número 11 en el Tarot de Marsella y otros tarots , pero Waite decidió cambiar este orden. No da ninguna razón para ello, pero se considera generalmente que lo hizo siguiendo las enseñanzas de la Golden Dawn . Dichas enseñanzas hacían corresponder la octava carta del Tarot con Leo y la undécima con Libra, y por tanto la Fuerza, con el León, y la Justicia, con la Balanza, debían intercambiar puestos.

En la carta observamos a una hermosa joven que , con delicadeza, cierra la boca de un león. Sus cabellos dorados, al igual que el fondo amarillo de la carta, nos remiten al aspecto solar de este arcano, con su fuerza y energía. Sobre su cabeza flota la lemniscata, o símbolo del infinito, que en la Fuerza del Tarot de Marsella estaba apenas insinuado en el sombrero. Recordaremos que el Mago también tenía la lemniscata sobre su cabeza; no es casualidad, ya que aquí también significa la sabiduría divina y universal que posee la joven.

Está coronada de flores y plantas y luce un vestido blanco; ambas cosas aluden a su pureza y doncellez, que aquí equivale al dominio de las pasiones. Le ciñe la cintura un cinturón de flores que, aunque no lo vemos claramente, sabemos por Waite que se ciñe al cuello del león; según él, representa la suavidad del yugo de la ley divina, una vez se acepta; es otra muestra de la suave firmeza con que la Fuerza domina al león, cerrándole la boca con delicadeza pero sin vacilar. El león, de nuevo un símbolo solar, se deja dominar por una fuerza superior que no es física. La Fuerza, nos dice Waite, no es la autoestima como muchos piensan, sino la fuerza de aquellos que se han rendido a la Divinidad y han hallado refugio en El /Ella; sólo ellos dominarán sus pasiones.

La Fuerza, que, según Waite, pisa la cabeza de la serpiente, aúna el dominio de las pasiones del Carro con la sabiduría del Mago y la espiritualidad de la Sacerdotisa; es decir, tiene lo que al arcano anterior le faltaba; el autoconocimiento y la elevación a lo divino. Algunos, como Crowley, que llamó a esta carta Lujuria, relacionan este elevado saber con la sexualidad; si es así, es una sexualidad controlada y canalizada, como en el caso del Carro. La Fuerza es fuerte porque sabe donde va; nunca dejará que el león que la acompaña la devore.

 

No os olvidéis de SER FELICES AQUI Y AHORA

 

LEAVE A REPLY