Esta vez nos vemos seducidos por el Arcano número IX El Ermitaño….número mágico y maestro el 9 como mágico y maestro es su protagonista…..

…El Ermitaño me dice…..

Si no obraste en conciencia una vez, debes mirar hacia atrás y examinar tu error para no volver a cometerlo…te doy la capacidad de reflexión para que con calma y paciencia continúes tu camino sin cometer los errores del  pasado…

Órgano: sistema óseo y articulaciones, intestinos grueso, delgado, páncreas y sistema nervioso

Elemento: tierra ( virgo)

…Luz, sabiduría individual, Padre sabio que no sabe donde va….sabiduría absoluta, se está yendo….lo abandona todo…padre ausente….

El Ermitaño representa la crisis positiva…se va alejando de la perfección (la justicia, arcano anterior) caminando hacia atrás y se acerca a lo desconocido y al cambio (la rueda de la fortuna, arcano posterior)

Puede avisarnos de una crisis positiva a la que hay que entregarse…renovarse o morir?

Un cambio profundo al que conviene hacer frente, hacer espacio para algo nuevo, un paso hacia lo desconocido

Sabiduría….o la ayuda de un maestro un guía…

Vejez, soledad, pobreza, silencio, soledad interior en que se prepara la mutación espiritual…

El Ermitaño: Todos necesitamos estar solos en ocasiones tanto como estar acompañados. ¿Con qué frecuencia nos planteamos delegar temporalmente nuestras responsabilidades en otros y reservar ese valioso tiempo para nuestro propio disfrute? Necesitamos ese espacio para crecer, para nutrirnos, para estar, para no hacer nada en particular. Estamos demasiado habituados a la sensación de que debemos «hacer» algo en todo momento, en lugar de simplemente «estar».
El Ermitaño nos muestra que los momentos de soledad no han de constituir, forzosamente, una experiencia amarga: la soledad nos brinda la oportunidad de analizarnos en profundidad a nosotros mismos y examinar nuestra vida, nuestros sentimientos y emociones. Gran parte de la poesía, la literatura y la música más bella de este mundo fue creada bajo estos estados emocionales. Todo lo que es grande brota de la penumbra de estas emociones.
También señala que a la vez que recibimos una ayuda valiosa, podemos a la vez ayudar a otros, es un dar y recibir sin pedir nada a cambio. Llega un punto en la vida en el cuál comenzamos a cuestionar lo obvio. Sentimos que hay una realidad más profunda y comenzamos a buscarla. Esta es una búsqueda solitaria ya que las respuestas no se hallan en el mundo externo, sino en nosotros mismos.

Y con todo ello lo que siempre os digo….

SER FELICES AQUÍ Y AHORA …..

 

 

LEAVE A REPLY