Será un año especial para los nacidos en 1910, 1922, 1934, 1946, 1958, 1970, 1982, 1994, 2006

Para el resto de signos se prevé un año de enriquecimiento en el que habrá que saber adaptarse

El perro es el signo más humanista del zodíaco chino. Durante este año sabremos cuál es el sentido de la vida en el planeta que entre todos hicimos y destruimos, y pondremos en la balanza las prioridades del sentido sagrado de la vida, que pisoteamos, arruinamos, despreciamos en una de las fases más críticas de la historia de la humanidad.

Sin duda, el mejor amigo del hombre, el amoroso perro, nos guiará en las tinieblas

Nuestro amigo el gallo de fuego, que fue sobre todo de riña y de picotazos en el talón de Aquiles, dejó un nuevo escenario para quienes se sintieron «intocables» en el Olimpo de las mafias enquistadas en el poder de cada región, país o universos paralelos de presidentes corruptos de alta gama y vuelo de gallareta que nos robaron no solo nuestro dinero, trabajo, buena fe, sino los valores que pregonaba Confucio en el pueblo chino.

¿Cómo seguir? Es imprescindible, fundamental, escuchar los consejos de un buen perro amigo, familiar, socio, pareja. El olfato que han desarrollado para sobrevivir en este mundo contaminado es la llave maestra para que no nos desviemos del tao.

No habrá mucho por qué preocuparnos: el mundo cambió su moneda, su forma de pago; han caído los grandes paradigmas, y durante este año y el del chancho de tierra (2019) deberemos reinventarnos.

Retornará la familia como base para la sobrevivencia; los lazos cortados, interrumpidos,
lastimados, agredidos encontrarán eco entre su propia tribu, ADN, árbol genealógico.

Se abrirán las compuertas del corazón y las constelaciones familiares serán esenciales para recuperar vínculos profundos entre sus miembros
Todas las ciencias humanistas estarán en auge; volverán los cursos, seminarios, las plazas, los espacios públicos donde se filosofará, se intercambiarán ideas para cuidar el medio ambiente, los nuevos programas educativos de escuelas y universidades en las que se integrará a la comunidad de los hombres a maestros, artistas en el arte de reinventarse y vivir con lo que ha quedado después de las últimas imágenes del naufragio.

Estará de moda comunicarse sin tecnología (habrá una estampida en la caída de computadoras, tablets, teléfonos celulares), aparatitos que han convertido a la gente en robots, y que los han alejado de su misión como cocreadores.

El perro de tierra es al pan, pan, y al vino, vino. No tiene segundas intenciones; su hiperrealismo no es mágico, es letal, contundente, avasallante. Nos trae nuevas enseñanzas, sin cuaderno, lápiz ni libros que ya son caducos para la nueva humanidad. Es un amigo incondicional si siente que estás en el tao (camino), pero si te desvías te cobra peaje.
Lo intangible e invisible también nos contamina y envenena.

  Es importante  desechar la energía shan, negativa, de tu vida.

Por eso, en el año del perro debemos agudizar nuestro olfato, nuestra intuición, despertar el tercer ojo y los chakras para defendernos ante sorpresivos ataques callejeros, viales, o atentados, que están en expansión.
El planeta deberá retornar a su sanación a través de rituales ancestrales de los pueblos originarios. Buscar en las raíces de cada cultura los hitos, los episodios, las fechas en que por razones endógenas o exógenas se desnaturalizó el rumbo, el fluir de su comunidad, y sanarla.

Lo que cambiará la furia, la ira, el odio y el deseo de venganza que tienen los excluidos del planeta es más un ejercicio espiritual, humano, epistemológico, que político y económico.
La naturaleza estará en situación de emergencia; la deforestación, el saqueo sin control de bosques y selvas nativas deberán ser frenados para que sobrevenga el cambio, la reforestación, la preservación, el cuidado por parte de la comunidad, con enseñanza simultánea a los guardianes del medio ambiente.

La familia es responsable de dar el ejemplo: traer hijos al planeta dependerá de un compromiso social, espiritual y de salud holística
Las instituciones deberán estar saneadas con juicios a quienes se enriquezcan con el poder ciudadano, que deberán ser llevados a cabo en tiempo y forma, con penas que sean
proporcionales a los delitos. La paciencia civil llegará a su fin durante el año del Perro de Tierra, y habrá revueltas inesperadas entre ladridos y combates cuerpo a cuerpo, como en la antigüedad.

Horóscopo Chino 2018: las predicciones para cada signo

Perro de Metal – 1910, 1970, 2030
Este tipo de perro puede ser firme en sus convicciones y altamente crítico de cada infracción de la ley de acuerdo a su propia interpretación. Sin embargo, sus principios son de la más alta clase y fundamentalmente es noble y caritativo. Él mismo vivirá una vida de dedicación desinteresada si encuentra un una causa o objetivo digno de su devoción. Sin embargo, puede ser implacable cuando se altera y adquiere la voluntad de perseguir a sus enemigos hasta que sean aniquilados.
El elemento metálico combinado con su signo lunar, que también se rige por el Metal, produce un signo de Metal doble, lo cual es extremadamente formidable. Los tibetanos llaman a esta combinación el “Perro de Hierro” y miran su año con mucha aprehensión, ya que podría ser muy bueno o muy malo, dependiendo de si se toma un curso negativo o positivo.
Del mismo modo, el duro Perro de Metal, de principios implacables, exhibirá rasgos de liderazgo y ejercerá una fuerte disciplina mental sobre sí mismo y siempre va a tomar las cosas muy en serio – especialmente cuando se refieren a los asuntos de su corazón o de su país.
Su lealtad es incuestionable y tiene fuertes puntos de vista políticos. nunca es indeciso al elegir un lado y nunca abandona sus afiliaciones. En consecuencia, a pesar de que odia la injusticia y nunca va a cometer un delito, este tipo de perro puede recurrir a medidas extremas cuando insiste en que otros se suscriban a sus puntos de vista.

Perro de Agua – 1922, 1982, 2042
Un tipo intuitivo del perro, que será difícil de llevar por mal camino. Podría ser muy atractivo y poseer una belleza sorprendente si es una hembra.
El agua le da cualidades más reflexivas y eso lo hace receptivo de las opiniones del lado opuesto. Sin embargo, a pesar de su agradable personalidad y su actitud democrática, no suele establecer lazos personales muy fuertes con las personas cercanas a él, y es a menudo demasiado liberal donde debería ser más firme.
Más tolerante que otros perros, tenderá a ser indulgente con mismo, así como con los demás, aunque a menudo caiga en la auto complacencia y tiende a ser aventurero. Pero debido a su fuerte temperamento, será atenuado por el elemento Agua, y este perro es capaz de contener su emociones a un grado admirable y presentar un exterior tranquilo y encantador.Un buen consejero, juez justo y operador de mente jurídica, el Perro de Agua será fluido en la expresión de sus ideas, usando enfoques psicológicos que son difíciles de rechazar o refutar. Está destinado también a tener un gran círculo de amigos y su compañía será siempre motivo de comentarios posteriores.

Perro de madera – 1874, 1934, 1994
Un tipo de Perro encantador, de buen corazón y ecuánime, que a pesar de su franqueza y cautela sobre los extraños, formará relaciones estrechas y duraderas con los que él elige para hacer amistad y amar. Honesto, considerado y muy querido, esta persona del signo Perro busca estimulación intelectual y trabajará duro para desarrollarse a si mismo.
La Madera le da un carácter más estable y generoso y buscará crecimiento, equilibrio y belleza en su entorno. También será atraídos por el dinero y el éxito, pero se mantendrá alejado del exceso de materialismo. Con una aptitud para hacer frente a grandes cantidades de personas de todos los ámbitos de la vida, él o ella actuará con madurez y sentido común.
El perro de madera será popular y gravitará hacia el refinamiento y la social, a pesar de sus cualidades asertivas ocultas. Enérgico y cooperativo, le gusta lidiar en asociaciones o aliarse con afiliaciones poderosas.
Esta básicamente orientado al grupo y estará dispuesto a agradarle a sus asociados tanto como sea posible. Por eso, este tipo de perro puede ser a veces frenado porque se niega a moverse sin la sanción y el respaldo de los demás. Debe aprender a ser independiente incluso si eso significa hacer escandalo en alguna ocasión.

Perro de Fuego – 1886, 1946, 2006
Un tipo de Perro muy dramático y atractivo que siempre será lanzado al centro de la atención por su personalidad amable y afable. Será desafiante y rebelde cuando se vea obligado a hacer algo contra su voluntad, pero va a ser muy popular con el sexo opuesto. A pesar de que puede ser el alma de la fiesta, todavía tiene el cuidado de practicar lo que predica y no será mimado por el éxito y la fortuna. El fuego lo hace muy feroz cuando es atacado, y nunca hará amenazas que no puede cumplir. Su mordedura es tan fuerte como su corteza.
El Perro de Fuego boyante y seguro de sí mismo tiene un encanto magnético y puede convencer a otros a seguir su ejemplo. Su espíritu independiente y coraje se encargarán de que nunca tenga miedo de involucrarse con otros. Constantemente se emociona ante nuevas experiencias y aventuras. Pero necesita un ejemplo fuerte y brillante para moldearse. Se relacionará mejor con la gente mayor, de los que puede aprender mucho o en quienes puede confiar para llevar estabilidad en su vida.
Fuego hace que él o ella sean más creativos y puros en la expresión. Será acusado tener una súper fuerza de voluntad y una honestidad natural que la gente encuentra difícil de resistir. Su carácter extrovertido se combina con la fe básica y el idealismo del Perro, lo que le ayudará a tener éxito en los esfuerzos ambiciosos y a superar grandes barreras.

Perro de Tierra – 1898, 1958, 2018
Este perro será un dispensador imparcial de consejos y justicia. Un pensador eficiente y constructivo, se mueve lentamente y con un buen propósito. Él es fiel a sus creencias, pero se inclinará ante el gobierno de la mayoría. Vigilante y cuidadoso, apreciará el uso adecuado del dinero y el poder, y tiene una escala fija de valores de la que rara vez se desvía.
Tranquilo, de buen corazón, pero reservado, va a entender cómo inspirar a los demás y darles instrucciones con prudencia. Sin embargo, debido a sus altas normas morales
y su idealismo incansable, tiende a hacer mas de lo que puede y exige dedicación y lealtad excesiva de los demás.
Un buen luchador e igualmente buen superviviente, este perro es práctico y menos sentimental. El realista perro de Tierra valorará su individualismo y autoestima y hablará abiertamente de los asuntos de su corazón. No va a abusar de los poderes que se le otorgaron y delegará deberes a otras personas, siempre viendo la forma de poder ayudarlos. Nunca será totalmente subyugado por la derrota, ni sentirá un exceso de confianza en la victoria.

RATA. Para la rata, los años del perro son confusos porque obedecen a ritmos que no le resultan fáciles de seguir. Es muy importante que no se altere si hace el ridículo de vez en cuando. Además, este año el perro le va a enseñar a ser más compasiva y comprensiva, hasta con gente que le parece ignorante o estúpida; si la rata se niega a ello, el perro le morderá la cola un par de veces. No es un año sencillo para las ratas del sexo femenino porque costará trabajo encontrar pareja o mantener la actual, sobre todo si en un lapsus aprehensivo les entra el miedo de quedarse solas.
Los machos de la especie rata estarán más cómodos, pero será fácil provocarlos si siempre se aferran a tener la razón.

BÚFALO. El año del perro no será tan productivo como el del gallo, así que tiene que prepararse para cualquier problema social que se le presente ya que su natural capacidad para trabajar se verá detenida para dar paso a una necesidad de competir en vez de cooperar. Desgraciadamente será un año de rupturas o problemas amorosos, que tendrá que enfrentar con la cabeza fría y el corazón caliente. También sufrirá reveses sociales si no pone atención en lo que dice y cómo se expresa. Este año sus aliados serán los amigos del signo gallo y serpiente, ya que hay tanta energía tierra que se sentirá abrumado, y esos signos ayudan a que saque lo mejor de sí, que es su capacidad para concentrarse.

TIGRE. El perro es amigo del tigre y se protegen mutuamente, pero todo lo bueno o malo que afecte al perro afectará también al tigre. El perro trae amor, amistades, cambios fuertes. La segunda mitad del año será importante porque tendrá ráfagas de inspiración y creatividad maravillosas, pero si no cuenta con el tiempo y el espacio para trabajar adecuadamente todo eso se va a desperdiciar. Para disfrutar este año, tiene que buscar un espacio propicio para trabajar, además de contar con tiempo, algo que solo logrará respetando el espacio de los demás y delimitando las horas de forma disciplinada, porque en sus arrebatos de genialidad podría perderse momentos importantes con la familia y sus amigos.

CONEJO. La relación entre el perro y el conejo es especial. Juntos conforman una combinación de Qi, energía, que atrae el fuego. Esta energía equivale a la alegría, la comedia, los alimentos picantes y el clima caliente; por lo tanto, el conejo podrá dejar atrás los enojos propios de la energía madera. También atrae problemas con el sistema circulatorio y el corazón, motivo por el cual los conejos de los años 1939, 1951, 1963 y 1975 necesitan prestar atención a su dieta, además de ponerse a hacer ejercicio.

DRAGÓN. El año contrario se llama Suì Pò 歲 破, y significa vieja ruptura, que nos habla de una querella sin resolver. Esto se debe a que los signos opuestos a nivel energético no «hablan el mismo idioma», entre el perro y el dragón se trata de un conflicto entre dos energías tierra distintas: el desierto y el lecho marino; uno es evidente, ardiente, abierto, el otro es oscuro, frío, misterioso. El dragón tratará de reforzar esa cualidad misteriosa y fría del lecho marino y la respuesta de la energía del año será exponer los sentimientos del dragón hasta que salga de su exilio emocional, algo que le parecerá invasivo. No le quedará más que hacer Wú Wèi (no forzar la acción de las cosas) y dejarse llevar por las circunstancias.

SERPIENTE. El año anterior fue tremendo, como una montaña rusa en cuanto a actividades y salud, pero perfecto en todo lo demás, y ahora tiene que aprender a capitalizar lo conseguido para que el tiempo levante su espíritu, que tiende a veces al cinismo. Este año se trata de compromiso y amor. La mayor parte de su vida estará enfocada en asuntos románticos y de lealtad porque la energía del perro atrae la necesidad de sentirse amada. Las serpientes comprometidas y casadas querrán comenzar una familia, lo cual no es recomendable ya que si se embarazan a partir de junio podrían dar a luz chanchitos, que no comprenderán su modo de ver el mundo; por lo tanto les pedimos paciencia.

CABALLO. El año del perro es un año en el que tiene que cosechar lo que sembró en el amoroso año del gallo, pero tendrá que trabajar como caballo de tiro. Este año ofrece una combinación de energías que remunerará sus esfuerzos, pero lo dejará un tanto aislado si no se fija. Los caballos ya entrados en canas (1942, 1954 y 1966) tendrán arrebatos de genialidad que no sentían desde la adolescencia, que necesitan aprovechar y hacer de este año el primero de una racha de buena ventura que les hacía falta. Los caballos de 1978 comenzarán a ser reconocidos por su trabajo y a disfrutar de una posición social y laboral más privilegiada. Los jóvenes de 1990 y 2002 estarán rebeldes, igual que los pequeños de 2014.

CABRA. Este año será una montaña rusa. El año del perro provoca energías difíciles de digerir en tiempos muy definidos que veremos mes a mes. Necesitarán reforzar la salud, sobre todo las cabras longevas y las preescolares, porque habrá peligro de infecciones virales y bacterianas. Las horas de sueño deberán ser estrictas, es importante que ya estén dormidas al llegar la medianoche, porque tenderán a tomar las peores decisiones en las horas de la rata (23 a 1 de la madrugada). Aún así este será un año romántico: querrán comprometerse. Las cabras de 1979 y 1991 estarán proclives, a partir de junio, a engendrar chanchitos, que serán el mejor regalo que el perro les puede ofrecer.

MONO. La energía del año del perro es como un horno que funde la energía metal del mono. Este proceso de fundición energética hace que el mono sea más disciplinado. Tendrá más sentido común y madurez para poder afrontar diferentes problemas. Estará más abierto a recibir críticas constructivas. Cualquier conato de depresión será controlado porque la energía del año lo ayudará a razonar con calma y buen humor. Tiene que aprovechar para hacer cosas nuevas, terminar proyectos inconclusos. Obtendrá reconocimientos que en otros momentos le fueron negados por envidia o por celos de quienes no pueden con su intensidad. También es posible que reciba diplomas y títulos; los monos adolescentes y los que estén tratando de terminar sus estudios podrán hacerlo con más facilidad durante este año.

QUE ESTE AÑO DEL PERRO SEA FAVORABLE Y LLENO DE NERGÍA PARA TODOS….

Quieres saber como te va a ir…llama y juntos lo descubriremos….

No te olvides de ser feliz….

 

LEAVE A REPLY