Este post….está dedicado a mi gran Amiga Marga….con todo mi cariño para ti 

Ganesh viene de Gan + ish, “el dios de los porteros o guardianes”. Ganesh es el dios más popular en la India, hijo del Dios Shiva y su esposa Parvati, Ganesh, con cuerpo de niño y cabeza de elefante ha conquistado el corazón de miles de seguidores en todo el mundo.
Se dice que es el jefe de los guardianes del Dios Shiva, es adorado como Dios de la protección y de la buena suerte, abriendo los caminos y liberando los obstáculos.

Ganesha, el guardián del umbral

La simbología hindú, utilizada a menudo por la tradición del Yoga, esconde profundas verdades espirituales a través de sus imágenes. Los Siddhas usaron estas imágenes en sus poemas, para transmitir conocimientos yóguicos ocultos. La imagen de Ganesha, con cuerpo humano y cabeza de elefante, es una de las más populares en India, y es muy rica, además, en significados y enseñanzas.

Ganesha personifica el aspecto de Dios que despeja los obstáculos para las empresas humanas, sean materiales o espirituales; es el Señor de todos los comienzos, cuya bendición los hace posible. Es también uno de los aspectos más accesibles del Divino; se dice que si le rezamos en la forma de Ganesha es fácil obtener una respuesta.

También representa el discernimiento y la prudencia. ¿Has visto a un elefante manejar su trompa? A pesar de ser tan voluminosa y fuerte, la mueve con un cuidado exquisito, sin dañar jamás con ella a los que tiene cerca.

Ganesha, se dice, está asociado al primer chakra, de modo que el sendero espiritual empieza con su bendición. Él despeja los obstáculos del karma para que puedas realizar tu misión en la vida.

Se le representa apoyado sobre un pie, manteniendo el otro en el aire, lo que significa que debemos tener un pie en el mundo y otro pie en la vida espiritual. De sus dos colmillos, uno lo tiene cortado; esto significa que no debemos caer en la dualidad del mundo, sino ver a la única Divinidad tras todos los acontecimientos.

La montura de Ganesha es una rata, que se desplaza de forma sigilosa e inadvertida: así es como trabaja la gracia de Dios, abriendo los caminos y las puertas sin que nos demos cuenta. Pero una rata también puede acabar con las cosechas almacenadas en los graneros, si no la mantenemos bajo control. De forma similar, el deseo descontrolado nos hace perder nuestras ganancias materiales y espirituales. ¿Cómo puede un elefante ir montado sobre una rata? Ganesha puede hacerlo, ya que, aunque disfruta de la vida, mantiene al deseo bajo control. Le encanta comer dulces; su gran vientre nos muestra que debemos digerir por igual todas las experiencias de la vida, sean placenteras o dolorosas. También disfruta danzando y tocando el tambor. El tambor representa el sonido cósmico Om; uno de los significados esotéricos de Ganesha es que es la imagen del Om, cuya sílaba en sánscrito parece el contorno de un elefante.

El origen de Ganesha es peculiar. Se dice que Parvati, la consorte de Shiva, deseaba tener un hijo que vigilara para que nadie la molestase cuando se bañaba, mientas su esposo estaba ausente en sus meditaciones. Así que modeló una figura humana con barro y le dio vida: Ganesha. Parvati fue a bañarse, y dejó a su hijo cumpliendo fielmente su trabajo de vigilante. Ocurrió que Shiva volvió a su hogar, y se encontró con Ganesha, que de ninguna forma le dejó pasar. Irritado, Shiva acabó con su vida cortándole la cabeza. Parvati, al descubrir lo sucedido, se enfadó sobremanera y le dijo a Shiva que había matado a su propio hijo. Shiva tomó la cabeza del primer ser que se encontró – un elefante – y se la puso al cuerpo de Ganesha, devolviéndole la vida. Desde entonces Ganesha mantiene esa forma, con la que es conocido y venerado.

Parvati es Shakti, la energía universal, y Shiva es la Consciencia universal o cósmica. Los hombres somos creados por la energía universal, pero para llegar a experimentar la consciencia pura, Shiva, debemos ser transformados. El ego humano debe ser sustituido por el discernimiento, representado en la cabeza del elefante, capaz de ver al Divino en medio de la realidad cotidiana – trascender la dualidad aparente por la visión del Uno.

La Divinidad en la forma de Ganesha nos da la sabiduría práctica para vivir en el mundo. Y, mientras mantenemos un pie en la tierra y desempeñamos hábilmente nuestro papel en la sociedad, nos da también la guía y bendición para nuestra empresa espiritual.

Representación
La mayoría de las representaciones del dios tienen cuatro brazos, en cada mano lleva un atributo distinto que puede variar, pero generalmente se trata de :
una soga, para conducir a sus devotos hacia metas más altas y al sendero espiritual.
un hacha, para cortar las ataduras perecederas de los devotos.
un laddu (dulce hecho con harina de garbanzo, mantequilla frita, leche condensada y frutas secas), que es su dulce preferido y que usa para recompensar a sus devotos por sus actividades espirituales.
una maza de oro decorada (que representa el autocontrol).
una trompa de caracol, cuyo sonido alegra a sus devotos
un pedazo de colmillo roto como pluma para escribir el Majabhárata que le dicta el sabio Viasa
una mano extendida en el varadá mudrá (‘gesto de bendición’) para impartir gracias a sus devotos.
Su vajana (‘vehículo’) es una rata o bandicut gigante. La rata representa a los deseos mundanos, los cuales Ganesha es capaz de gobernar a su antojo.
En su cabeza se ve un halo (que representa su condición divina).
Su figura es inconfundible con cabeza de elefante y un corpulento cuerpo humano con una inmensa barriga.

CELEBRACIÓN

Su celebración empieza el día 9 de Septiembre y dura hasta el 18 de Septiembre, el ritual siempre puede ser simple y basta con ofrecerle a la deidad incienso y frutas, por ejemplo. Como dice Sivaya Subramuniyaswami, “la única parte indispensable de cualquier pūjā es la devoción”.
Para hacer el ritual también es bastante esencial tener una imagen de Ganesha. Idealmente se trataría de una estatua de metal o de piedra, aunque también sirve una fotografía enmarcada.

Si uno no vive en la India, pero de todas maneras desea realizar su adoración personal a Ganesha durante estos días, no está obligado a crear una estatua de arcilla, ni a sumergirla en la fuente de agua más cercana. Basta, en realidad, con realizar un ritual sencillo a alguna imagen de la deidad, que tanto puede ser una estatua como una lámina o una tela pintada.
El ritual más clásico y simple para venerar a Ganesha es con fuego (arati), es decir mostrándole a la deidad una llama, que tradicionalmente es de alcanfor, pero que también puede ser una vela. En cuanto a las ofrendas, son recomendados el incienso y las flores, especialmente la flor de hibisco.
Asimismo, como ofrenda de comida (prasadam), lo ideal son los modakams, sus dulces favoritos, hechos con harina, coco y azúcar morena, que representan el dulce sabor de la dicha espiritual. También se dice que a Ganesha le gustan los garbanzos con coco.
En lo referente a los mantras, y teniendo en cuenta que hay más de mil nombres para Ganesha, es normal que haya una infinidad de sílabas sagradas y oraciones que pronunciar. Pero por algo hay que empezar. A este respecto, en cuanto a mantras cortos, uno básico es:
“Om Vinayaka Devaya Namaha“
Una traducción posible sería “Nos postramos ante ti, Señor que remueves los obstáculos”
Otra opción popular sería:
“Om Gam Ganapataye Namaha“ MI PREFERIDO
En este mantra se hace referencia a otro nombre de la deidad, que es Ganapati, cuya etimología remite al ‘Señor de las multitudes’, justamente por su popularidad y su rol activo en ayudar a todas las personas.
Si uno quiere extenderse un poco, también existe el tradicional Ganesha Gayatri Mantra:
“Om Ekadandaia Vidmahe / Vakratundaia Dhimahi / Thanno Dande Prachodaiathe” (aquí se puede escuchar en formato clásico)
La traducción aproximada sería: “Señor del solo colmillo, danos el Divino conocimiento / Nosotros meditamos en Ti, que tienes una trompa curvada / ¡Qué Tú ilumines nuestro intelecto!”
Por supuesto, hay mantras más extensos, pero creo que con esto es suficiente para, al menos, celebrar el cumpleaños de Ganesha de buena manera. A fin de cuestas, lo más importante es la devoción interior.

Ganesha es una de mis deidades a la que respeto y adoro y llevo conmigo, mi Diosa es de madera y fue un regalo de una clienta que viajo a la India y me la trajo.

 

Comment

  1. Margarita Rivas

    Gracias por dedicarme este post querida Amiga. He tenido la gran suerte de poder disfrutarte los días que has estado conmigo en Madrid. Momentos mágicos de tus lecturas que luego hemos compartido con risas y vinos. Espero que regreses pronto y podamos repetir esta bonita experiencia. Ya sabes que tienes las puertas de mi casa y de mi corazón abiertas para siempre. Que tu magia y tu luz nos ilumine.
    Te quiero gorda.

    1. Aes Shide

      Mi flaca favorita es un honor tu acogida y cariño, poder trabajar junto a ti es un paseo por las nubes, compartir ese tiempo y conocer a gente maravillosa es un regalo.
      Volveré dalo por hecho.
      Mil gracias ?

LEAVE A REPLY